Publicado: 28 febrero, 2018
Edicion:



  • Siete casas vacías

    Con la frase: “Las casas son siete, y están vacías”, la escritora Samanta Schweblin nos empuja en un viaje sin retorno al mundo del misterio y el suspenso en este relato que nos muestra a una especie de científica o alguien con evidentemente “mucha cordura”, que está mirando a locos a través de los cristales de sus casas, más aún, como si pudiese penetrar en las mismas o mirar a través de sus muros.

    Los terrores cotidianos que ocasionalmente todos experimentamos, nos son mostrados aquí como algo imposible de evitar, es más, nos son presentados como algo que de alguna manera está oculto en todas las casas, al menos eso parece parte del mensaje de Siete Casas Vacías.

    Como especies de sueños oscuros que se acercan y coquetean con la realidad, así vemos en siete casas vacías algunos relatos que nos generan cierto desconcierto, pensamos seriamente en qué rondaba en la cabeza de la escritora para el momento de escribir tales cosas y lo mejor aún, vivimos esa experiencia de sentir como nuestra piel se eriza ante el terror que, en una casa cualquiera puede esconderse y esperar y de pronto…

    Libro Siete casas vacías

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *